You are currently viewing Infiniti Q80. ¿Tiempo para un cambio?

Infiniti Q80. ¿Tiempo para un cambio?

  • Post author:
  • Post category:AUTOS

Por: Roger Rivero

Probando el Infiniti Q80 he pensado un par de veces en el título de una novela del gran escritor colombiano Gabriel García Márquez, “Crónica de una muerte anunciada”. Y no es que crea que el buque insignia de la marca de lujo de Nissan vaya a desaparecer, solo que estimo que, en su condición actual, sin un rediseño profundo en casi 5 años y consumiendo un galón cada 15 millas o 16 litros cada 100 km, su continuidad es prácticamente insostenible.

El QX80 es el vehículo más grande producido Infiniti, y aunque caro, cuesta unos cuantos miles menos que sus competidores más cercanos en el segmento de SUV de lujo de gran tamaño. Su atractivo no se limita al precio. A pesar de la edad (que se puede percibir en el diseño) el 2022 Infiniti Q80 aún seduce a los interesados en el rendimiento, con el motor V8 de 400 caballos de potencia, un sofisticado sistema de tracción, interior de primera calidad y suficiente tecnología como para sentirse sutilmente contemporáneo. 

Desde afuera y por dentro

Desde el exterior, el QX80 conserva el mismo aspecto que tenía desde su último gran rediseño en 2018. Sobresale en cualquier estacionamiento, y esto no está mal. La carrocería grande es dominante, como debería ser cualquier SUV de tamaño completo, pero con curvas sutiles y detalles cromados que compensan cualquier forma cuadrada. La parrilla grande, rieles para portaequipajes en el techo, estribos, guardabarros ensanchados hacen que luzca más llamativo que la mayoría en su clase.

Ayudan las llantas de aleación de 20 pulgadas, aunque los terminados Premium Select y Sensory las elevan hasta llantas de aleación de cromo oscuro de 22 pulgadas.

El interior es lujoso y vasto. No hay riesgo de sentirse apretado en las dos primeras filas y, aunque algo limitado por el piso alto, el espacio de la tercera fila es mejor que en algunos competidores, aunque acceder a ella no es todo lo sencillo que pareciera. 

El mayor atractivo del QX80 radica, en mi opinión, en su interior de clase ejecutiva. Casi todas las superficies están cubiertas con materiales de excelente calidad, gruesos y suaves al tacto, como cuero, pieles de napa acolchada. Molduras cromadas o grandes extensiones de vetas de madera en nuestro QX80 Sensory de prueba. 

Desafortunadamente, algunas características que esperamos en los vehículos de este lujo, como un techo corredizo panorámico amplio, asientos con masaje o una pantalla de visualización frontal o HUD, no están disponibles.

Equipamiento y seguridad

Los cambios para el 2022 en el Infinity QX80 se concentran en el frente tecnológico. Adopta una mayor pantalla táctil de 12,3 pulgadas, que viene con Apple CarPlay inalámbrico, mientras que los que usamos Android Auto, necesitaremos seguir cargando el cable. 

También agregan de forma estándar la carga inalámbrica de teléfonos inteligentes, navegación y el control de crucero adaptativo. Cada QX80 viene con un estéreo Bose de 13 bocinas, que, si bien se escucha decentemente, está alejado de la experiencia de sonido de algunos competidores que ofrecen sistemas de audio de alta gama.

El paquete “Theatre” opcional, agrega un sistema de entretenimiento para el asiento trasero con dos pantallas de 8.0 pulgadas instaladas en la parte posterior de los reposacabezas del asiento delantero, así como otro puerto USB y un tomacorriente de 120 voltios, pero solo podrá optar por este paquete en el nivel de equipamiento Sensory de primera línea.

El frenado automático de emergencia, monitores de punto ciego, control de crucero adaptativo y control de carril activo, así como un espejo retrovisor con cámara trasera y un sistema de cámaras con vista envolvente están incluidos, y son útiles, ya que los reposacabezas de la tercera fila y los grandes pilares del techo bloquean la visibilidad.

Las ayudas a la conducción avanzadas del QX80 no son tan “avanzadas” como esperábamos. El control de crucero adaptativo es algo lento para acelerar y frena con agresividad, mientras que el sistema que mantiene la distancia entre autos nos pareció un poco torpe.

En la carretera 

A pesar de su gran “masa corporal” y de su avanzada edad (según los estándares automotrices actuales) el QX80 2022 se maneja notablemente bien. El motor de V8 de 5.6 litros proporciona potencia sin esfuerzo. Son 400 caballos de potencia canalizados a través de una formidable transmisión automática de siete velocidades.

Aunque la eficiencia es baja, logrando solo 15 millas por galón en manejo combinado (unos 15 litros cada 100 kilómetros) es placentero afincar el acelerador y saber que, a pesar del tamaño, este auto puede desplazarse con sobrado dinamismo. Además, en caso de necesitar remolcar, podría hacerlo hasta las 8,500 libras o 3855 kilogramos.

La suspensión proporciona un andar bien controlado incluso sobre pavimento irregular, algo que no siempre sucede en vehículos grandes. Como otros modelos de Infiniti, el QX80 es notablemente silencioso. Un sistema de control hidráulico para la carrocería está disponible como opción, en caso de que desee una conducción aún más suave.

Para escoger

El Infiniti QX80 viene en tres niveles de equipamiento: Luxe, Premium Select y Sensory. Todos los modelos se ofrecen con tracción en dos o cuatro ruedas y vienen con el mismo motor en V8. La tracción en las cuatro ruedas o AWD cuesta $3,100 en todos los niveles de equipamiento.

El más económico Luxe comienza en los $70,600, mientras que, en el otro extremo, un Sensory como el de nuestra prueba empieza en $81,750, pero con opciones puede llegar a sobrepasar los $85,000 dólares.

Quienes gusten del portentoso tren motor de este SUV (pues la mayoría de los competidores tienen motores más pequeños) y puedan dejar a un lado el esnobismo de marca, bien podrían elegir una Nissan Armada, que, con menos lujo, entrega la misma configuración y similar tecnología por mucho menos precio.

Las opciones en el segmento se centran en el Cadillac Escalade, Lexus LX, Lincoln Navigator, Land Rover Range Rover o el Mercedes-Benz GLS Class.

Concluyendo

Para los dinámicos estándares de la industria automotriz, el actual QX80 es un auto viejo. Es fundamentalmente el mismo vehículo que hizo su debut con el modelo del año 2011. Desde entonces, la industria ha avanzado significativamente, y todos los competidores del QX80 han sido rediseñados o actualizados con mejor tecnología y avances de ingeniería.

Cierto que Infiniti lo ha mantenido de alguna forma competitivo, renovándolo con actualizaciones periódicas, pero parece que tiempo para estos apaños se está agotando.

Infiniti ya ha renovado al hermano menor, el QX60, y aunque no hay fecha anunciada para un completamente nuevo QX80, apuesto que ya no falta mucho para que el fabricante nos sorprenda con algo más contemporáneo.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.