You are currently viewing Ariya: ¿El modelo más relevante de Nissan?

Ariya: ¿El modelo más relevante de Nissan?

  • Post author:
  • Post category:AUTOS

Por: Roger Rivero

Dos días quizá no sean suficientes para hacer una prueba exhaustiva de un auto, pero ofrecida la oportunidad de tener un modelo de preproducción del nuevo Nissan Ariya por ese corto tiempo, mi respuesta fue inmediata.

Nissan no es un nuevo o improvisado jugador en el terreno de los autos eléctricos, más bien todo lo contrario. Su modelo Leaf, nombrado en el 2011 como el “World Car of the Year” o Auto del año en el mudo, ha vendido más de medio millón de unidades desde su introducción.

A pesar del éxito del Nissan Leaf, el fabricante no contaba hasta ahora con un modelo capaz de competir con nuevas propuestas eléctricas que han tomado el mercado por asalto, sobre todo las provenientes de Kia y Hyundai. 

El 2023 Nissan Ariya es un auto eléctrico muy completo, que no solo es un gran avance respecto al modesto Leaf, sino que Nissan, ha aplicado claramente las enseñanzas adquiridas durante más de una década para presentarnos un nuevo vehículo que, en consecuencia, parece menos un prototipo y puede acogerse como otra valiosa opción en el creciente mercado de los autos eléctricos.

¿Cómo se ve desde afuera?

Si camina como un pato, grazna como un pato, y se comporta como un pato, entonces, ¡seguramente es un pato! Este modo de razonamiento puede bien aplicarse al Ariya de Nissan. A pesar de la tendencia de algunos fabricantes de diseñar sus modelos eléctricos prácticamente irreconocibles del resto de su alineación, Nissan no “disfraza” su nuevo eléctrico de nada que no parezca un crossover compacto como el Rogue.

Como otros eléctricos o EV, su aspecto general mezcla líneas de SUV y de cupé, para crear un vehículo atractivo que no es realmente ninguno de los dos. A diferencia de muchos competidores, Nissan ofrece el Ariya con seis combinaciones de colores con techo negro.

¿Y por dentro?

El interior es más impresionante. Nissan adopta la ruta minimalista, con un diseño simple, que, sin embargo, no parece barato. Todo lo contrario. En los acabados superiores bien podría compararse con eléctricos en una escala más lujosa.

Evitan casi por completo usar botones físicos en el panel de instrumentos. En su lugar hay interruptores hápticos capacitivos incorporados sutilmente a la madera. Cuesta algo adaptarse a ellos y es necesario mirarlos al principio para localizarlos, pero vibran al tocarlos y estoy seguro de que luego de unos días con el auto (más de dos por supuesto) no será engorroso usarlos. Agradecemos que aún empeñados en hacer desaparecer los botones físicos, aparezca allí un control de volumen como “Dios manda”

Hay soluciones interesantes como la consola central que se desplaza eléctricamente o una ingeniosa caja de almacenamiento en el centro de la consola con una bandeja desplegable, que puede utilizarse como oficina móvil (para una computadora portátil bien pequeña) o para esconder de la vista objetos o posesiones difíciles de encontrar, siempre que no utilicen un perro policía. 

Con una plataforma diseñada para autos eléctricos, el Ariya se beneficia del piso plano, con apreciable espacio en sus asientos. Nissan ofrece los asientos Zero Gravity, capaces de aliviar el estrés en el cuerpo durante los viajes, especialmente los muy prolongados.

El Ariya queda algo rezagado en cuanto al espacio de carga si lo comparamos con sus competidores EV crossover. Ofrece 22 pies cúbicos de espacio de carga detrás de los asientos de la segunda fila. El Kia EV6 tiene 24.4 y el Ford Mustang Mach-E 29.

Tecnología y seguridad

El Ariya incorpora una pantalla táctil de 12,3 pulgadas y un cuadro de instrumentos digital de similar apariencia. Ambas pantallas están integradas en el mismo panel curvado. La pantalla táctil de infoentretenimiento tiene un diseño intuitivo con menús sencillos y una útil columna de iconos de acceso directo, aunque a veces tarda en responder a las entradas y sus gráficos podrían ser más nítidos. También podrían mejorar la definición de la cámara de video en reversa.

Hay demasiadas funciones operadas a través del sistema, incluyendo las de calefacción para los asientos. Por suerte, el Ariya cuenta con un exclusivo sistema de reconocimiento de voz que utiliza tecnología de comprensión del lenguaje natural e incorpora Amazon Alexa. Mediante comandos a Alexa, los ocupantes del Ariya pueden seleccionar música, escuchar audiolibros y pódcast, realizar llamadas telefónicas e incluso controlar dispositivos y sistemas de su hogar. Otra buena noticia es que la integración inalámbrica de teléfonos inteligentes Apple CarPlay y de Android Auto por cable viene de serie.

El Ariya es también el primer modelo de Nissan con actualizaciones de firmware y software por aire, que actualizan automáticamente el sistema multimedia, la arquitectura eléctrica y electrónica, el chasis, los controles de climatización y los ajustes del vehículo eléctrico.

Nissan ha sido uno de los líderes del sector en la instalación de sistemas avanzados de asistencia al conductor. El “Nissan Safety Shield 360” de serie en el 2023 Ariya, incluye frenado automático de emergencia con detección de peatones, aviso de ángulo muerto, aviso de tráfico cruzado trasero, frenado automático trasera, aviso de cambio involuntario de carril y asistente de luces de carretera.

La carga no es el punto fuerte del Ariya. Su potencia máxima es de 130 KW en un cargador rápido público (siempre que funcione). Varios competidores utilizan 150 KW y el Ioniq 5 o Kia EV6 pueden utilizar cargadores ultrarrápidos de 350 kW 

Tendrá que esperar más tiempo para que el Nissan Ariya cargue su batería, sobre todo si encuentra un traspié como el nuestro en una estación de Electrify América. Aprovechando una visita a un gran almacén, intenté cargar el Ariya mientras hacía mis compras, pero la tarjeta de crédito fue denegada, y el cargador quedó inmovilizado en el puerto de carga, resistido a dejarme reiniciar el intento.

Intente todo lo posible, y tras largos 15 minutos de conversación con una irreflexiva representante de Electrify América, que insistía en llamarme solo por mi apellido, escuche las palabras mágicas que necesitaba: “Señor Rivero, voy a proceder a reiniciar la estación de carga”. Solo así puede desenchufar el cable, e irme con mi música (y resabio) a otra parte.

Este no es mi primer tropiezo intentando cargar un auto eléctrico, lo que me hace recordar ese refrán que dice: El que no quiere caldo, que le den dos tazas.

¿Cómo se conduce?  

Nosotros probamos un modelo Platinum+ de preproducción del 2023 Ariya. Destacan en su conducción los mismos atributos que hacen atractivos a la mayoría de los vehículos eléctricos: brutal aceleración y paseo silencioso.

Con 389 caballos de potencia y 442 lb/pie de par, el Ariya tiene potencia más que suficiente para adelantar a otros vehículos en la autopista, aunque noté la entrega de potencia desde una parada (como en un semáforo) algo más comedida que en algunos rivales. Esto quizá sea hasta una ventaja, sobre todo al principio, cuando son frecuentes los tirones súbitos por la falta da hábito. El Ariya es rápido, y alcanza los 100 kilómetros en 4,8 segundos.

Este es uno de los autos eléctricos que he probado con mejor recobro de energía cuando frenamos. Lástima que el modo de conducción con un solo pedal no detiene al Ariya por completo, y además cuando lo activamos, el pedal de freno se hunde permanentemente quizá hasta la mitad, provocando una sensación algo fastidiosa. 

El limitado tiempo de conducción no permitió probar adecuadamente las tecnologías de seguridad y asistencia al conductor.  El conjunto de tecnologías ProPilot Assist que está disponible en los nuevos Nissan Rogue y Pathfinder, entre otros, enlaza con la navegación para permitir el control predictivo de la velocidad, así como el mantenimiento del carril y la asistencia al centrado, la vigilancia del ángulo muerto y otras funciones prácticas de serie en este modelo.

¿Si quiero uno, por cuál me decido y cuánto cuesta?

Nissan ofrece un amplio abanico de opciones de alcance y poder para el Ariya. Es necesario algo de examen para entender las diferencias entre modelos.  Por ejemplo, los que tengan un signo de más (+) utilizan un paquete de baterías de 87 kilovatio hora (KWh), mientras que el resto viene con 63 KWh

La otra opción es él e-4ORCE, que añade un segundo motor, esta vez en el eje trasero. Esto se traduce en tracción a las cuatro ruedas, pero a cambio, la autonomía del auto disminuye.

El Nissan Ariya 2023 está disponible en siete acabados: Venture+, Engage, Engage+, Evolve+, Empower+, Premiere y Platinum+.

Nissan coloca al Ariya por encima de algunos competidores cuando comparamos precios, algo poco estimulante.  El modelo de entrada Ariya Venture+ por $47,190 quizá sea la mejor opción para nuevos compradores, pues a pesar de no venir con tantas prestaciones, su autonomía de 304 millas o 489 kilómetros lo hace apetecible.

En el otro extremo encontramos al Ariya Planinum+ como el que nosotros probamos. Los $62,770 dólares en la etiqueta lo convierten en una elección que, si bien es completa y atractiva en prestaciones, quizá mueva a futuros compradores a considerar otras opciones. Un “Modelo Y Long Range” de Tesla costaría unos $8,000 menos.

¿Contra quién compite?

Sus principales competidores son el Volkswagen ID.4, Kia EV6, Ford Mustang Mach-E, Hyundai Ioniq 5 o el Toyota bZ4X

Concluyendo

El Ariya es el modelo más competitivo de Nissan. Es un eléctrico bien ejecutado, espacioso y silencioso, con materiales de primera calidad, conducción suave y avanzadas prestaciones que lo convierten en un formidable rival en el creciente sector de los EV o autos eléctricos. Lástima que a la hora de considerar su precio, no primara algo de prudencia.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.