NHTSA Ofrece Consejos Para Manejar Seguros En El Verano

FUENTE: www.nhtsa.gov

A medida que las familias, están haciendo sus planes para el verano, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (NHTSA) les recomienda agregar los siguientes consejos para manejar seguros en el verano a sus listas de tareas pendientes para mantenerse seguros mientras viajan por la carretera.

Siempre Recuerden: Los conductores siempre deben evitar conducir de forma arriesgada. Nunca conduzcas distraído y nunca te pongas al volante después de beber o consumir drogas. Además, todos los pasajeros deben usar sus cinturones de seguridad y los niños deben estar abrochados en el car seat o asiento elevado “booster” correcto para su edad y tamaño.

Consejos de NHTSA para viajes seguros de verano:

ANTES DE SALIR

Verifica Retiros/Recalls 
Es posible que los propietarios no siempre sepan que su vehículo ha sido retirado del mercado y debe repararse. La herramienta gratuita de búsqueda vía VIN de NHTSA te permite ingresar el Número de Identificación del Vehículo (VIN) para saber rápidamente si un vehículo específico tiene un retiro de seguridad sobresaliente en los últimos 15 años. Busca retiros del mercado de tu vehículo buscando ahora en: NHTSA.gov/Retiros. Tú puedes también registrarte para recibir alertas de retiro por correo electrónico en NHTSA.gov/Alerts o bajar la aplicación SaferCar app para ser n otificado automáticamente sobre recalls de tu vehículo, llantas, car seat u otro equipo del vehículo. Si tienes un retiro de seguridad sobresaliente, comunícate con el concesionario local de automóviles nuevos de la marca de tu vehículo para obtener una reparación gratuita.

Haz Que Tu Vehículo Sea Inspeccionado     
El mantenimiento regular, como los ajustes, los cambios de aceite, las revisiones de la batería y las rotaciones de las llantas, contribuyen en gran medida a evitar averías. Si tu vehículo ha sido inspeccionado de acuerdo con las recomendaciones del fabricante, debe estar en buenas condiciones para viajar. Si tu vehículo no ha sido inspeccionado, o si no conoces el historial de servicio del vehículo que planeas conducir, programa un chequeo de mantenimiento preventivo con tu mecánico de inmediato.

Seguridad de Llantas      
Asegúrate de que cada llanta esté llena a la presión de inflado recomendada por el fabricante del vehículo, que esta listada en el manual del propietario y en un cartel ubicado en el marco de la puerta del lado del conductor. La presión correcta NO es el número que figura en la llanta. Asegúrate de revisar las llantas cuando estén frías, lo que significa que el vehículo no ha sido conducido por lo menos en tres horas. Verifica en NHTSA.gov/Llantas las clasificaciones de las llantas antes de comprar nuevas, y para más información sobre la seguridad de las llantas.

MANTENGAN A LOS NIÑOS SEGUROS

Calor Extremo (Hipertermia)
Hay otros peligros para los niños dentro y alrededor de los vehículos que debes conocer. Por ejemplo, un golpe de calor extremo puede ocurrir cuando un niño es olvidado en un vehículo estacionado o entra por su cuenta y queda atrapado. Nunca dejes a los niños solos en el automóvil, ni siquiera por unos minutos o con el motor en marcha, y enséñeles que los vehículos nunca son lugares para jugar. Los vehículos se calientan rápidamente; si la temperatura exterior está por debajo de los 80 grados, la temperatura dentro del vehículo puede alcanzar niveles mortales en solo unos minutos,  incluso con una ventanilla bajada. La temperatura corporal de un niño aumenta de 3 a 5 veces más rápido que la de un adulto. Visita Calor Extremo Vehicular y los Niños para aprender más consejos y recordatorios para prevenir muertes por calor extremo.

Retroceso / Estacionamiento
Antes de salir de una entrada o un lugar de estacionamiento, evita los retrocesos caminando alrededor de tu vehículo para ver si hay niños corriendo y jugando. Cuando usas una cámara retrovisora, recuérdate también de mirar por encima de tus hombros. Los niños, las mascotas y los objetos pueden estar fuera de la vista, pero aún en el camino de tu vehículo. Cuando los niños juegan, a menudo no se dan cuenta de los automóviles y camiones que los rodean.  Pueden creer que los automovilistas los vigilarán. Además, cada vehículo tiene una zona ciega. A medida que aumenta el tamaño y la altura de un vehículo, también lo hace el área de la “zona ciega”. Los vehículos grandes, camiones, SUVs, vehículos recreativos y vans tienen más probabilidades que los automóviles de verse involucrados en retrocesos peligrosos.